¿Cuál es el mejor tratamiento para blanquear los dientes?

Tener una sonrisa blanca y resplandeciente es algo que muchas personas desean. Unos dientes saludables y brillantes mejoran la apariencia e incluso aumentan la autoestima.

Por fortuna, existen distintos tratamientos disponibles para blanquear los dientes. A pesar de que todos ellos son capaces de lograr resultados similares, su eficiencia varía entre uno y otro, dependiendo de un gran número de factores.

Por esta razón, es esencial conocer las distintas alternativas disponibles y determinar cuál es la mejor para tu caso.

En este artículo, hablaremos sobre el mejor tratamiento para blanquear los dientes y algunas alternativas.

Blanqueamiento dental de consultorio

El blanqueamiento de consultorio, también conocido como blanqueamiento de sillón, es generalmente la mejor opción de tratamiento para aclarar el color de los dientes. Este procedimiento se realiza de manera profesional por un dentista en su consultorio dental.

Este procedimiento estético ofrece resultados visibles en poco tiempo. Sin embargo, el tiempo que toma realizarlo depende del caso. En algunas ocasiones, una sola sesión de 30-60 minutos es suficiente. No obstante, algunos pacientes pueden requerir de dos o más sesiones para lograr el resultado deseado.

El blanqueamiento dental de consultorio es realizado con un gel especial que contiene un ingrediente activo. Este ingrediente puede ser peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida. El peróxido es un ingrediente presente en una gran cantidad de productos dentales blanqueadores, como pastas dentales, enjuagues bucales y tiras dentales blanqueadoras. Sin embargo, la concentración de peróxido es mucho mayor en los productos usados por el dentista. Por ello, ofrecen resultados más rápidos y solo pueden ser usados por un profesional.

Beneficios del blanqueamiento de consultorio

Uno de los beneficios de realizarse un blanqueamiento dental de consultorio es la rapidez con la que se logran los cambios y los criterios de elegibilidad.

Desafortunadamente, no todos los pacientes son buenos candidatos para un blanqueamiento. Independientemente del método utilizado, ningún blanqueamiento es capaz de modificar el color de las restauraciones dentales existentes. A su vez, los blanqueamientos dentales tienden a causar hipersensibilidad transitoria. Si el paciente ya manifiesta esta condición, el blanqueamiento puede exacerbar la hipersensibilidad.

Sin embargo, el dentista puede determinar si el paciente es un candidato apto o no para el procedimiento antes de realizarlo.

Otro gran beneficio de este tipo de blanqueamiento es el poco tiempo en el que se aprecian los resultados. A pesar de que otros métodos de blanqueamiento son capaces de producir los mismos resultados o considerablemente similares, las demás alternativas pueden tardar semanas en alcanzar el objetivo deseado. No obstante, el blanqueamiento de consultorio puede lograrlo en pocos días.

Pide tu Cita

para Marbella o Ronda

¿Cómo se realiza el blanqueamiento en el consultorio?

El dentista comienza por utilizar una guía especial de colores. Con ella determina junto al paciente cuál es el tono deseado.

Posteriormente, coloca una barrera protectora en el cuello de los dientes. Esta barrera se llama barrera gingival, y se encarga de evitar que el gel blanqueador contacte la encía y la lastime. La barrera consiste en un gel especial que el dentista endurece mediante una lámpara de fotocurado.

Finalmente, el dentista coloca el gel blanqueador sobre los dientes y lo deja actuar durante el tiempo estipulado por el fabricante, de acuerdo a sus instrucciones. Aun así, suele ser de 30-60 min.

Una vez transcurrido el tiempo, el dentista remueve el gel de los dientes y retira la barrera gingival.

¿Cuál es la mejor alternativa de tratamiento para el blanqueamiento de consultorio?

Los productos blanqueadores de venta libre como las tiras dentales blanqueadoras son la mejor opción luego del blanqueamiento de consultorio.

Esta alternativa es más económica y también utiliza peróxido como agente activo. Sin embargo, a pesar de que también utilizan peróxido como agente activo, su concentración es inferior y el tratamiento puede tardar meses en producir el resultado esperado.